Edo fūrin: regálate la campana de viento japonesa 1024 580 Suzuri

Edo fūrin: regálate la campana de viento japonesa

Este es el deseo que cuelga de nuestra campana de viento japonesa para tí en 2021: «Permite que el viento arrastre lejos de tí los malos recuerdos y que el suave susurro de Edo fuurin renueve por completo tu corazón»

Los fuutaku (風鐸) eran pequeñas campanillas de las que pendía un trozo de papel que se utilizaban en los campos de arroz de la antigua China para averiguar la dirección y la intensidad del viento. Con el tiempo, los monjes budistas chan las introdujeron en Japón, pasando a denominarse fūrin (風鈴), y dotándolas de un uso muy distinto:

«aportar serenidad a quienes las escuchaban y prevenir los desastres naturales, por lo que las colocaban en los vértices de los templos»

Tradicionalmente se realizaban en cobre, aunque más tarde se comenzaron a hacer también en cerámica y cristal. El fūrin emite un sonido dulce y tenue cuando el viento mueve el papel haciendo que el badajo al que está único por un cordel, golpee suavemente el interior de la campanilla.

Para nosotros, los occidentales, los fūrin son una muestra más de la exquisita sensibilidad nipona. Actualmente muchos japoneses las cuelgan en los bambúes de sus jardines, o en los aleros de sus viviendas y ventanas para anticipar, con el sonido de sus suaves tañidos, la sensación de frescor que aporta la brisa en los sofocantes meses veraniegos.

Después de un año tan adverso como el 2020, haciéndonos eco de la tradición de los monjes budistas, nos hemos atrevido a aportar a las «campanas que evocan el viento» un sentido trascendente para que se conviertan en un regalo muy especial.

Para ello hemos incluido en el anverso del papel que cuelga de nuestro fūrin la reproducción de una sencilla pintura de un loto realizada en nuestra escuela de pintura japonesa zen, sumi-e y uno de los más bellos haikus de Yosa Buson:

fragancia de loto,

se alza sobre el agua

un tallo alto

Yosa Buson

El viento suave, capaz de transportar el perfume del loto para hacernos sentir su fragancia aún en la distancia, nos permite evocar el simbolismo de una planta que a pesar de surgir del lodo, donde mantendrá hundidas las raíces toda su vida, muestra su belleza mientras se eleva limpia y pura en busca de la luz.

Barro, agua y aire simbolizan las tres fases de nuestro crecimiento como seres humanos: la ignorancia que nos sume en la oscuridad (barro), el esfuerzo que nos permite aspirar a ser mejores (agua) y la adquisición de conciencia, que nos eleva hacia el despertar (aire).

El color depende de la disponibilidad.

En yoga, la postura del loto es una de las más conocidas; también en la práctica de la meditación. Es una posición que contribuye a conectarnos con nuestro chakra raíz, nos aporta estabilidad y nos mantiene alerta.

En el reverso del papel de nuestro fūrin, un deseo compartido (creemos que por todos) para el 2021:

«Permite que el viento arrastre lejos de tí los malos recuerdos y que el suave susurro de Edo fuurin renueve por completo tu corazón»

Se trata de una alusión directa a los malos momentos por los que cada uno de nosotros, según su propia experiencia, ha pasado en un año lleno de adversidades. Un año que ha puesto a prueba nuestra tolerancia a la frustración, nuestra capacidad de adaptación,.. que a sacado lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros: la solidaridad, la empatía… pero también pensamientos y actitudes egoístas.

Un año de dolor y de miedo, de silencios y distancias que nos ha brindado tiempo para estar con nosotros mismos, para conocernos mejor, para hacernos sentir vulnerables. El año en que nos replanteamos nuestro estilo de vida, nuestro lugar en el mundo y nuestra escala de valores. Un año que también nos ha permitido adquirir conciencia de nosotros mismos.

Todos deseamos pasar página con la llegada del 2021, pero siendo sinceros, después de un año tan retorcido, ¿quién sabe qué nos aguarda? Regálate la campana de Edo, cuélgala y disfruta de su sonido tenue y dulce cada vez que el viento sople cerca de tí.

Si vienes a recoger tu pedido tienes un descuento del 20% en tu pedido: escribe en el campo del Código de cupón «RECOGER». Ya sabes que estamos en Pozuelo de Alarcón (Madrid). Llamanos antes o envíanos un washap para confirmar la entrega: 609030482

Tras hacer tu pedido, recibirás tu Edo fūrin (風鈴) en unos días (envío certificado, aviso de recibo y prueba de entrega electrónica).

1 comentario
  • Guillermo

    Para que sean 12 euros en lugar de 15 que tengo que hacer:

    Venir a recogerla a Pozuelo de Alarcón en lugar de enviártela (así te ahorra los gastos de envío).
    Acuérdate de escribir RECOGER en elcampo del CUPÓN y actualizar el importe.
    Cualquier duda envíame un email: info@suzuri.es

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Quieres comentarme algo?