Ensō, expresión de armonía y serenidad. 757 1024 Suzuri

Ensō, expresión de armonía y serenidad.

Ensō (円相) es una palabra japonesa que significa círculo, aunque se la asocia a otros conceptos relacionados con la filosofía oriental como iluminación, fuerza, universo, dinamismo, creatividad o vacío. Habitualmente se tiende a considerar este símbolo como trazo caligráfico.

El ensō es, probablemente, el símbolo sagrado más conocido del budismo zen. Por ello, trazar este símbolo, habitualmente relacionado desde occidente con la estética minimalista japonesa, supone poner en práctica un ejercicio de meditación activa. Cada maestro zen hace su ensō de pie (o arrodillado en el suelo) con el fin de poder trazarlo con todo su cuerpo.

Lo habitual es hacerlo de un solo trazo, aunque el maestro zen Bankei Yōtaku (1622–1693) solía hacerlo en dos. 

Siempre con una única carga de pincel. Comenzando con un golpe seco sobre el papel, utilizando la técnica de la punta escondida o dejando que el pincel comience el trazo en el aire pero, en cualquiera de los tres casos, sin correcciones. De esta manera el carácter del artista queda totalmente expuesto. El círculo puede quedar abierto o cerrado, pero eso no es lo importante. Lo verdaderamente significativo es el estado de concentración, armonía y serenidad de la persona que lo ejecuta.

Ahora que se habla tanto del «mindfulness», quizá sea oportuno comentar que Hakuin Ekaku (1686-1769), y aún antes que él Ikkyuu Soujun (1391-1481), plantearon la posibilidad de alcanzar un estado de «conciencia plena» a través de la tinta y el pincel. 
La práctica de la caligrafía zen ha de ejercerse en un estado de mushin (corazón vacío), que libera la mente de pensamientos perturbadores y permite que la creatividad se exprese con un alto nivel de espiritualidad.
2 comentarios

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Quieres comentarme algo?