Laboratorio de sumi-e: trabajar como una mosca 1024 527 Suzuri

Laboratorio de sumi-e: trabajar como una mosca

¿Qué tiene que ver el Hombre que camina de Giacometti con el sumi-e? Ven a descubrirlo participando en el laboratorio de tinta china del sábado 18 de abril. Olvida las palabras, deja que tu creatividad fluya con la tinta y aprende a trabajar como una mosca.

Pero,… ¿esto de qué va? Va de participación, de experimentación y de juego; de preguntarnos cosas, de hablar en silencio, de abstracción, de concreción y de meditación.

¿Es el Hombre que camina una estatua o un espejo en el que reconocernos? ¿Su pedestal es su ataúd, como sugiere Franck Maubert?

Quizá se trata del destino. ¿El destino de una estatua es vivir pegada a su pedestal? Es posible que lo que vemos bajo sus pies enormes y estáticos no sea un pedestal, es probable que sea el camino. ¿El camino es la vida?

Por cierto, ¿sabemos si va o si viene? ¿Cuál es el camino que lleva recorrido? ¿Si el paso del tiempo la aleja o la acerca a nosotros? ¿Somos nosotros su destino? ¿Conocemos sus pulsiones? ¿Por qué nos hace cuestionarnos nuestro propio destino? ¿Quizá porque su desnudez no es sólo física?

¿De qué dices que va este taller? De que tu capacidad de crear te descubra a tí, de tinta china, pinceles orientales y pinceladas únicas. De repetir, repetir, repetir y… despertar ¿Te apuntas a participar en un artlab que ni te imaginas?

Sachiko Natsume-Dubé recoge en sus textos los diálogos entre Giacometti y su modelo japonés, Isaku Yanaihara. Mientras Giacometti compara su trabajo con el de una mosca, su modelo Yanaihara dice que él posa como una piedra. 

¿Quieres descubrir qué significa trabajar como una mosca? ¿Te atreves a comprobarlo? Quizá las moscas, Giacometti y el Hombre que camina se parezcan más de lo que nos imaginamos. ¿Descansa el Hombre que camina? ¿Las moscas?

Si las estatuas solo son estatuas… ¿por qué el Hombre que camina no se para, ni descansa, ni deja de moverse? 

Desde un punto de vista Taoísta, el movimiento radica en la tensión, ¿será verdad? ¿En el Hombre que camina de Giacometti el movimiento es solo una ilusión? O, ¿se mueve «de verdad»?

Ahora que estamos inmersos en la cultura del diálogo, en un periodo en el que las palabras parecen imprescindibles a la hora de comunicarnos, reivindicarnos, comprender o hacernos entender… ¿te atreverías a hablar en silencio?

¿Por qué tienen que dialogar el Hombre que camina de Giacometti con El hombre que camina de Rodin? ¿Tienen algo que decirse?

Si como dice él mismo mil y una veces, Giacometti no sabe dibujar… ¿qué sentido tiene esa obsesión que le empuja a dibujar, también una y mil veces, el mismo rostro? ¿El resultado de sus garabatos son esculturas sobre papel o son dibujos mentales?

DESCRIPCIÓN

  • Tao: el camino.
  • El soplo vital que atraviesa la piedra.
  • Práctica: una mosca no descansa nunca. 
  • El único diálogo posible es el silencio.
  • Práctica: una mosca da vueltas alrededor de todo lo que la atrae.
  • El movimiento de el Hombre que camina, como el Tao, radica en la tensión.
  • Práctica final: «pintar una cabeza es como pintar un paisaje».
  • Caminar es una liberación.

DATOS DE INTERÉS

  • FECHA: Sábado 18 de abril de 2020
  • LUGAR: SUZURI.es (Calle de Los Juncos, 5 Pozuelo de Alarcón)
  • DURACIÓN: de 17:00 a 20:00 horas
  • PRECIO: 55€ 
  • Todos los materiales necesarios durante el taller están incluidos.
  • Grupo reducido. 

INSCRIPCIONES

Imprescindible reserva de plaza previa.

Para formalizar tu RESERVA escribe un email a info@suzuri.es y nos pondremos en contacto contigo.

Gracias.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

× ¿Quieres comentarme algo?